13 de octubre de 2015

REVIEW: LIQUID INK EYELINER WATERPROOF - ESSENCE


Hola! He estado probando durante un par de semanas este delineador líquido de Essence en formato pincel, ya que hace mucho que estaba en la monotonía del delineador gel (que amo). Si me siguen en instagram habrán visto algunos #EOTD (Eye Of The Day) donde lucía unos cat eye bien prolijos que logré con él. Quieren ver lo bueno y lo malo del Liquid Ink de Essence? los invito a continuar leyendo.

El Liquid Ink es un delineador bastante líquido, de tinta negra y en formato pincel. Essence lo describe como "resistente al agua, negro intenso y que con su punta fina hace que lograr el delineado preciso sea tan fácil como un juego de niños". Vamos a la práctica:

Resistente al agua: tengo la versión waterproof (también está la normal pero la tapa es plateada), así que lo lógico sería que permaneciera en el párpado a pesar de todo. Y sí, debo decir que sí es a prueba de agua para mi dicha y sorpresa. Resiste perfecto durante 8 horas al menos y no se desvanece porque sí. Las únicas veces que se me ha salido es en un par de ocasiones que me encrespé las pestañas con el delineador aún húmedo, y cuando me resfregué la colita del delineado y se difuminó un poco (pero luego de muuuchas horas de uso). 

Prueba de resistencia de izquierda a derecha: exposición al agua, resultado sin frotar, frotado sobre piel húmeda.

Resultado de la prueba: sólo se cuarteó el color luego de mucho frotar, pero en las líneas más gruesas persiste.

Negro intenso: sí que sí, negro desde que sale del envase hasta que te desmaquillas 8 horas después. No se destiñe, no se pone grisáceo al pasar las horas, es realmente negro intenso, de hecho ni siquiera mis delineadores gel de M.A.C y L.A Girl son tan oscuros.
Su terminación es opaca, y aunque es súper líquido no chorrea ni patina sobre el párpado.  


Delineado preciso: como todo delineador en nuevo formato, cuesta acostumbrarse. Las primeras veces sentía que el pincel era muy fino, que si no tienes buen pulso no te resulta, que había que trabajar mucho para lograr engrosar la línea y que no quedara como caminito de hormiga, pero luego de una semana ya dominaba el pincel. Ahora puedo controlar el grueso de la línea, logrando trozos finísimos y anchos, también una perfecta cola de cat eye. Cuesta acostumbrarse, pero se puede y funciona excelente en cuanto a modulado y precisión.



LO BUENO:
-Cumple con todo lo que promete en su descripción: resistente, negro intenso y preciso.
-Su bajo precio.
-El pincel de pelo fino tiene el tamaño y largo adecuados para construir la línea de acuerdo al grosor que quieras darle.   
-No se descascara en el párpado, no se forman grietas, no se deshace ni mancha el pómulo (como el efecto máscara de pestañas).
-Se retira fácilmente con desmaquillante bifásico, y no hay que resfregar porque se deshace en pelotitas.

LO MALO:
-El pincel no sale fácilmente del envase, por lo que hay que tirar un poco y al ser tan líquida la tinta puede manchar al salir a la fueza.
-Necesitas un poco de pulso para delinearte a la perfección, aunque es algo que pasa con la mayoría de los delineadores.
-No viene en otros tonos, solo negro.

En general, me encanta este delineador y fue mi retorno a los líquidos. Las cosas "malas" que tiene no contrapesan sus maravillas, lo compré para probarlo y la verdad es que ya no me delineo con otro para el día a día.

Lo encuentras en: Tiendas DBS. Precio: $2.290.  

Look utilizando el delineador líquido de Essence. Instagram @mumablog

 

1 comentario: