15 de octubre de 2015

HALLO-TIPS: SANGRE CASERA COMESTIBLE

Preparar sangre falsa para maquillaje en casa es súper fácil y además no tóxica. Solo necesitas 2 ingredientes de cocina: miel y colorante rojo (el que se utiliza para pastelería). Quieres saber cómo se hace? Toda la info en este post.

Te aconsejo que la miel que utilices sea "líquida", esa que venden lista para untar en pan (me explico?) porque su consistencia evitará que se apelotone o que, al contrario, chorree demasiado. Si tienes miel dura o sólida, entonces derritela en el microondas o fúndela a baño María (solo si ya sabes hacerlo o tienes a alguien que te ayude) sin llegar al líquido agua. Luego déjala enfriar un poco.


ELABORACIÓN
Mezcla un poco de miel con unas gotas de colorante rojo y mide su consistencia, no tiene que quedar como agua si no se deslizará demasiado. Guárdala en una botella vacía, un pote con tapa, tubo de tempera limpio, etc. Al igual que la miel, puede durar muchísimo si se mantiene tapada y a temperatura ambiente, así que no la refrigeres y mantenla en un lugar donde no reciba directamente la luz del sol!

DATO: Si vas a utilizar miel dura derretida, entonces lo más probable es que se vuelva a endurecer, por lo que deberás hacerla un momento antes de que quieras aplicártela.




APLICACIÓN 
Para aplicarla, puedes hacerlo con un palito de helado o un pincel. Ten cuidado de no mancharte ni manchar alrededor, la miel sale sin problemas con el lavado pero la sensación pegote es muy incómoda jajaja. Puedes usarla en rostro y cuerpo, incluso en la boca porque es 100% comestible. 



Puedes comprar el colorante en supermercados, generalmente viene en packs de los 3 colores primarios a un valor un poco mayor a $1.000 (el de marca Gourmet en Líder cuesta $1.390 AQUÍ).

No hay comentarios:

Publicar un comentario